Quienes somos

Inicio Notas y Comunicados Historias de vida Contacto
 
Martes, 18 de Septiembre de 2012 18:44

LEY 23.054-DERECHO A LA IDENTIDAD

 

DERECHO A LA IDENTIDAD

 Por Ley 23.054, sancionada el 01/03/1984 y promulgada el 19 del mismo mes y año, se aprobó por Argentina la Convención Americana de Derechos Humanos llamada Pacto de San José de Costa Rica (firmado en la Ciudad de San José, Costa Rica el 22.11.1979).

 La C.A.D.H. entró en vigencia el 05/09/84 y tiene jerarquía constitucional desde agosto de 1994 (art.75 inc.22 de la Constitución Nacional).

 La Convención tiene un sistema (art.27 inc.2) por el cual, aún mediando caso de guerra, peligro público o de otra emergencia que amenace la independencia o seguridad del Estado Parte, hay Derechos Humanos que NO SE SUSPENDEN.

 Estos son: El derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica; el derecho a la vida; a la integridad personal; la prohibición de la esclavitud y servidumbre; principio de legalidad y de irretroactividad; libertad de conciencia y de religión; protección a la familia; derecho al nombre; derechos del niño; derecho a la nacionalidad y derechos políticos.

 Tampoco son suspendibles las garantías judiciales indispensables para tales derechos.

 Según la Dra. Liliana A. Matozo de Romualdi, “el derecho a la identidad es el que tiene más estrecha relación con el derecho a la vida, porque al comenzar a ser, se tiene el derecho de ser reconocido como tal” (ver trabajo titulado “La Biotecnología y el Derecho a la Identidad”, Ed8959, del 13.03.1996 en los cuadernos de Bioética del Grupo de Investigación en Bioética de Galicia, Vol.VII,Nro.25,1ª,1996).

 Conforme el detalle más arriba efectuado, uno de los derechos humanos “NO SUSPENDIBLES” es el “derecho a la integridad personal”. Según su art.5º - 1, el derecho a la integridad personal se define sí: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral”. Este derecho se encuentra íntimamente relacionado con el derecho a la identidad. En su inciso 2º la norma establece que nadie “debe ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Ello también, está estrechamente vinculado con el derecho a la identidad.

Debemos recordar, lo dispuesto en el art.13 de la Convención Americana de Derechos Humanos que en su parte pertinente dispone así: “1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole…”.

 La C.A.D.H. en su art.25 dispone como Protección Judicial: “Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la Ley o la C.A.D.H., aún cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales”.

 Debe recordarse también que Argentina como Estado Parte, al ratificar la C.A.D.H. se comprometió a “DESARROLLAR LAS POSIBILIDADES DE RECURSO JUDICIAL”.

 El art.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, obliga al Estado nacional a “RESPETAR LOS DERECHOS Y LIBERTADES RECONOCIDOS EN LA CONVENCIÓN Y A GARANTIZAR SU LIBRE Y PLENO EJERCICIO A TODA PERSONA QUE ESTÉ SUJETA A SU JURISDICCIÓN SIN DISCRIMINACIÓN ALGUNA CON MOTIVO DE RAZA, SEXO, COLOR, RELIGIÓN, OPINIONES POLÍTICAS O DE CUALQUIER OTRA ÍNDOLE, ORIGEN NACIONAL O SOCIAL, CONDICIÓN ECONÓMICA, NACIMIENTO O CUALQUIER OTRA CONDICIÓN SOCIAL”.

 El art.2º de la Convención impone al Estado, el deber de adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y las disposiciones de la Convención, las medidas legislativas o de todo otro carácter que fuesen necesarios para hacer efectivos tales derechos o libertades.

 El “DERECHO A LA IDENTIDAD”, estaría también relacionado con otro derecho reconocido en la misma Convención, por el cual cada persona tiene el derecho a su honra y al reconocimiento de su dignidad.

 La Convención sobre los Derechos del Niño (Ley 23849). En su art.7, consagra el derecho del niño de conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos, y la obligación de los Estados Partes de velar por la aplicación de este derecho, de conformidad con su legislación nacional.

 En su art. 8º establece que los Estados Partes se comprometen a “respetar el derecho del niño a preservar su identidad, etc. …”

 El Diputado Nacional Carlos Alberto Tinnirello es el autor de un Proyecto de Ley sobre “Derecho a la Identidad” (Expte.1223 D-2007, Trámite Parlamentario 022) y en sus Fundamentos expresa:

“Es imposible suprimir la identidad de una persona sin un funcionario del Registro Civil que extienda el acta apócrifa; pero también es imposible sin un médico u obstétrica que se apropie del recién nacido para darselo a sus apropiadores (y, en su caso, falseen la constatación de parto). Igualmente sería imposible “blanquear” las apropiaciones sin jueces que las hagan figurar como adopciones; así como sería imposible hacerlo sin una policía (o gendarmería) que funciona como engranaje esencial de este perverso mecanismo. Si hablamos del Tráfico Internacional de Personas NO habría lugar para el mismo, sin funcionarios de Migraciones que, mínimamente, miran para otro lado cuando se saca a una persona del país.”

                                                                 Dr. Ángel Di Paola

 Miembro de la Comisión de DD.HH. de la Asociación de Abogados de Buenos Aires y colaborador destacado de esta ONG

Dejar comentario

(*) Campos requeridos obligatorios.

Amigos Conectados

Tenemos 705 invitados conectado(s)

Próximos Eventos

There are no upcoming events currently scheduled.
Vea el Calendario Completo

Últimas Noticias

Buscar en Nuestra Web


[+]
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size